¿Qué son los exoplanetas y cómo se descubren?

Exoplanetas

Los exoplanetas son astros que orbitan alrededor de una estrella diferente al Sol. También se les conoce como planetas extrasolares, que se encuentran fuera de nuestro sistema solar. Son difíciles de visualizar con la ayuda de un telescopio. Debido a que están ocultos por el resplandor brillante de las estrellas que giran a su alrededor.

Desde el momento que son detectados, los científicos detallan si son planetas similares a la Tierra. Del mismo modo, verifican si cuentan con agua, estudiando la atmósfera para determinar su tipo de habitabilidad. En las siguientes líneas hablaremos más sobre estos planetas extrasolares.

Descubrimiento de los exoplanetas

Los exoplanetas orbitan entorno a una estrella que no es el Sol. Por consiguiente, estos no pertenecen a nuestro Sistema Solar. Asimismo, la formación de sistemas planetarios es algo normal que ocurre en las mayorías de los astros. Como por  ejemplo: el proceso solar se creó desde una nube de gas y polvo. Aleksander Wolszczan, fue el que descubrió el primer exoplaneta. Ocurrió con la revelación de tres objetos sub-estelares, de baja masa que serían los principales extrasolares identificados.

Exoplanetas
Imagen de Wikipedia

Sin duda alguna, hay una variedad de tamaños de planetas, pero algunos son grandes gigantes y gaseosos. Por otra parte, se consideran que son similares a Júpiter, que están cerca de su estrella siendo fríos, desolados y lejanos. Es importante recalcar, que el primer planeta solar se descubrió el 6 de octubre de 1995 y lo llamaron 51 Pegasi B. Tarda un poco más de cuatro días terrestres en dar vuelta alrededor de su estrella. Además, se encuentra más de 50 años luz de la Tierra.

¿Cómo encontrar exoplanetas?

Para detectar exoplanetas se debe localizar una estrella conocida como tambaleante. Asimismo, es importante conocer que las estrellas que cuentan con planetas no orbitan satisfactoriamente alrededor de su centro. Por consiguiente, desde lejos esta orbita desorientada provoca que la estrella parezca que se encuentra en estado bamboleante.

Hasta el presente, se han descubierto miles de planetas bajo estas metodologías. No obstante, en mundos enormes como júpiter y otros más, solo se podrían ver de la manera mencionada. En el caso de la Tierra por ser un planeta muy pequeño, es difícil de encontrar. Esto es debido a que solo se generan oscilaciones pequeñas que son mucho más complicadas para detectar.

Pero además existen otras maneras de detectar estos planetas y se mencionan a continuación:

A través del método de tránsito

Esta es el más importante hasta ahora, y su objetivo es medir el brillo de una estrella. Desde el momento que un exoplaneta pasa entre la Tierra y un astro, provoca que la luz que irradia se reduzca de forma periódica. En ese instante se puede suponer que este es un punto probable de que exista un planeta extrasolar. Esta técnica fue muy importante y por esto piensan usarla en la próxima misión denominada TESS.

Astrometría

Otro método de encontrar un exoplaneta es este, se trata de analizar la posición y movimiento propio de la estrella. Con la ayuda de este tipo de estudios es posible detectar planeta extrasolares. El proceso se centra en medir las perturbaciones pequeñas que son ejercidas sobre los astros en órbita. Según estudios, del Observatorio Europeo Astrológico indica que hasta los momentos no se ha logrado encontrar un planeta extrasolar con este procedimiento.

Rastreo de velocidad radial

Se refiere al movimiento que realiza una estrella por la órbita, es provocada por la atracción de los planetas extrasolares. De esta manera, se aproximará y alejará hasta que logre completar su propio espacio. Asimismo, la velocidad de la estrella a lo largo de la línea de la visión, desde un observatorio desde la Tierra se conoce como velocidad radial. Por lo tanto, las pequeñas variaciones en este parámetro producen cambios en el espectro del astro. Es decir, que si rastreamos su rapidez radial se puede confirmar un planeta extrasolar.

Cronometría de pulsares

En el primer hallazgo de planetas extrasolares se observó que giraban alrededor de un púlsar. Por esto, orbitan en una especie de faro estelar que emite radiación a intervalos cortos y regulares. Es decir, si un planeta extrasolar gira alrededor de una estrella de este tipo, el haz que llega a la Tierra se verá afectado. De esta manera, nos servirá como hipótesis para determinar si un planeta extrasolar da vueltas a este elemento.

Microlentes gravitacionales

Esta técnica se usa para la detección indirecta de planetas extrasolares, se basa en el uso de lentes gravitacionales. Por consiguiente, la gravedad de un cuerpo está capacitada para curvar la luz proveniente de cuerpos distantes y las amplifica. Es decir, que este fenómeno cumple la función de un telescopio a nivel cósmico. Permitiendo así identificar objetos que no irradian luz o muy poca, como los planetas extrasolares o los agujeros negros.

¿Por qué es tan difícil detectar directamente un planeta extrasolar?

Al conocer que existen otros planetas que no están en el sistema solar, se recrean imágenes de cómo sería. ¿Por qué sucede? Debido a que la detención de manera directa de los planetas extrasolares es algo complicado. Asimismo, el gran contraste de luz que emite la estrella principal y la del mundo hipotético dificulta la obtención de imágenes reales de estos astros.

Aunque se puede ver como algo difícil, tampoco significa que sea imposible. Pues diferentes equipos de astrónomos lograron captar fotografías directas. Este hecho sucedió por primera vez en el año 2004, seguidamente en el año 2008 y luego en el año 2017. Se trata de imágenes algo distorsionadas, que contrastan con las excelentes ilustraciones que comúnmente visualizamos. Asimismo, es una realidad que confirma que sigue siendo una ardua tarea descubrir planetas que no pertenezcan al sistema solar.

El sistema solar aloja diferentes regiones con objetos pequeños. Además, el cinturón de asteroides que se ubica en Marte y Júpiter, similar a la superficie terrestre, por su composición de roca y metal. En nuestra galaxia hay  un aproximado 250 miles de millones ± 150 miles de millones de estrellas. De hecho, diferentes teorías plantean la existencia de organismos vivos, como es el caso de las plantas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: